El motor que me mueve. Reto Ironman.

He competido toda mi vida. Soy una persona que se siente motivada continuamente por hacer retos y conseguirlos. He perdido más que he ganado en esta vida, pero cuando he triunfado he saboreado y disfrutado consiguiéndolo. Muchas veces no se consigue lo que uno quiere, pero la mayoría de las veces es porque los retos no dependen sólo de uno mismo, sino de un equipo, y lo peor de todo, muchas veces depende de personas que no nos conocen, externos totalmente de nuestro entorno.

Tras dos retos no conseguidos (uno laboral y otro deportivo) me doy cuenta que a lo mejor no es contra los demás contra los que tengo que competir, sino conmigo mismo. Demostrar que soy capaz de superarme a mí mismo y conseguirlo. Para ello necesito saber si soy capaz de hacer cosas que nunca he hecho.

Toda mi vida he ido en bicicleta, fuí velocista y en mi carrera he perdido más que ganado, pero cuando se planifica todo bien, con un buen equipo alrededor luchando por el mismo objetivo, es muy fácil alcanzar metas. Pero es importante saber dónde estoy, dónde quiero ir y el tiempo que tengo para lograrlo.