ADIOS DAVID

Un fin de semana que a priori que se presentaba perfecto por los acontecimientos familiares, se convirtió de pronto eclipsado por la noticia de mi amigo David Cañada.

Puedo escribir muchas frases de sus éxitos y buenas formas en la bicicleta, pero me quedo con infinidad de detalles pequeños que hacían de David una persona, a la que pese a ser 4 años mayor que el, tenia todo mi respeto.

Recuerdo sus primeros pasos en la pista, con mi padre que lo llevo hacia sus logros en la pista. Recuerdo su timidez, que la convertía en fuerza cuando disparaban la pistola en la salida.

Lo he visto crecer, tanto como persona como corredor, y con lagrimas en los ojos veo como se va.

No es justo que unos padres vean morir a su hijo, y les mando todo mi cariño para seguir adelante en este momento.

También mando toda mi fuerza a su mujer,

David:

“No nos has dejado del todo, nos dejas muchas lecciones que debemos de aprender. Esperamos hacer bien los deberes”.

D.E.P

canada

 

Deja un comentario