Fin de semana frenético: Infernal Quebrantahuesos y Campeonato de Aragon de Triatlon de Larga distancia.

Tras la noticia de mi lesion de rotura del menisco y una semana de trabajo infernal, afrontamos el fin de semana con muchas dudas:

La primera es de que si mi rodilla aguantaría el tute de las dos pruebas, aparte que con el poco entrenamiento que llevo este año todo hacia presagiar que no iba a ser bonito. Incluso pensaba que tendría que retirarme al menos en la parte de correr en el Triatlon, o no acabar la QH. A parte toda la semana con noticias sobre el clima adverso que mas de una vez me hizo pensar el ni siquiera pegarme el madrugón para ir a la QH. Pero teníamos un reto, y si me comprometo a algo hay que cumplirlo. Tenia que acompañar a Carmen a realizar una buena QH, quizás bajar de las 8:30 era un reto demasiado ambicioso pero si hubiera hecho un día normal creo que hubiera sido posible.

Ahi estábamos, a la hora prevista, mañana fresca pero despejada en Sabiñánigo. Preparados para lo que viniese (de momento).

salida qh 16Hora de salir, desde atras, a ritmo bueno según lo previsto, lloviendo en el Somport, pero no molestaba demasiado. Una vez coronado, parada técnica para abrigarse porque la bajada lloviendo y con frío tenia mala pinta. Eso unido a la gran cantidad de ciclistas que se daban la vuelta.

Una vez bajada la primera parte del Somport, gran cantidad de gente parada y dándose la vuelta, los rumores eran de que estaba nevando en Marie Blanc. En ese momento Carmen me dice: ¿que hacemos? y yo le contesto de que una foto nevando no estaría mal, así que yo creo que no muy convencidos nos lanzamos hacia abajo. Rio mucho frío, pero gracias a mi Amigo Ruben Sorolla de Velocípedos Sorolla, que me prestó una prenda impresionante (chaleco + chaqueta impermeable) de Bionic en el cuerpo no sentía mucho frío, eran mas las piernas que iba de corto y las manos de estar todo el tiempo frenando.

Comenzamos a subir el Marie Blanc con una parada a rellenar bidones en la fuente. Subida dura para Carmen que se esforzó muchísimo, y la lluvia sin cesar en toda la subida. Tras la dura subida y la climatología no era conveniente parar así que nos lanzamos hacia el Portalet. Carmen quería haber parado pero sinceramente hubiera sido un error. Decidimos que pararíamos a mitad de Portalet.

Mi compañera de viaje no hablaba, eso me llego a desconcertar en algún momento, aunque me decía que era normal, que estaba en su mundo. Así que seguimos subiendo mientras bromeaba motivándola cada vez que pasábamos un punto kilométrico.

Parada con caldo caliente a mitad de Portalet. Ahi me quede un rato más mientras se adelantó porque me entro mucha hambre y me puse tibio, jejeje

La pillo mas adelante y coronamos Portalet y sin parar nos lanzamos hacia Hoz sin parar a abrigarnos. La bajada con agua nieve pero despejándose y aumentando la temperatura cada kilómetro.

Subida a Hoz a ritmo y contentos porque se acabó la subida por fin.

Nos lanzamos en la bajada cuando Pum!!!! reventón del tubular trasero. Y aquí la anécdota graciosa. No tenia la llave para el alargador de válvula. Intentando de todas las formas hasta que Carmen decidió hacerlo con sus dientes y lo consiguió.

Hinchamos rueda y hacia Sabiñánigo. Solo quedaba el Cartirana que parecía el ultimo trozo del Marie Blanc. Ya la bajada disfrutando y entrando en meta contentos de haber conseguido acabar unas de las ediciones de la QH mas duras, con mas de 2600 retirados.

Así que ya estaba hecho. Un aplauso para Carmen que se lo curró muchísimo.

13419117_10208807215998249_2041882542822254541_n

Comida, recogida de medalla y para San Juan de Flumen a buscar el dorsal para el domingo.

Me pierdo con el coche por la zona y al final con algo de retraso llego a Zaragoza para cambiar las bielas de la cabra para ir al Triatlón.

Cuando me dormí pensé en no ir si me levantaba cansado, pero solo el despertador y me encontré bien, recuperado.

Hacia San Juan, con el pensamiento en que pasaría con la rodilla. Convencido de que me tendría que retirar.

Comienza la competición, antes saludando a mis compañeros del Triatlón Cierzo, que son mas que un club, son una banda de fantásticos compañeros.

Mañana fresca, pero después de lo del domingo……

Neopreno enfundado y a nadar. Muy buenas sensaciones, mejorando el tiempo y cómodo. Salgo y a lo mío, mucho viento pero muy rápido y los trozos con viento de cara aprovechando al máximo mi ventaja.

13497794_1044361052266597_4112510951932037560_o

13458538_1044373945598641_4723619936907274854_o

13482964_1044365382266164_5063046565644656565_oY llega el momento decisivo, me enfundo las zapatillas y a correr, tranquilo, intentando no impactar con fuerza y acariciando el suelo del circuito pedregoso del campeonato. 15 kilómetros que se hicieron cortos aunque con una media de risa, pero contento de terminar y mas contento de no tener dolores.

13483064_1044383812264321_6990415150859622856_o

Abrazos, charla, paella y reparto de trofeos con mis compañeros del Cierzo.

Aprovecho para felicitar la labor de Javi al organizar esta prueba y al pueblo de San Juan del Flumen que se vuelca en el evento.

Al final la conclusión que saco es que no hay que rendirse nunca, que muchas veces nuestra cabeza se vuelve cómoda, y que hay que proponerse retos y metas para lograrlos y sentirte VIVO.

IMG_7185

SUPERAR METAS

Superar Retos, metas, locuras, es muchas veces el motor de la vida. Tener un objetivo, un rumbo, es fundamental para la vida. Pero no siempre las metas que nos proponemos son asequibles.

Voy a analizar este punto ya que así podremos entender el comportamiento de muchas personas que están amargadas todo el día, con comportamientos estúpidos y en contra de todo el mundo.

Ya he comentado muchas veces que hay dos tipos de objetivos:

  • de logro
  • de resultado

Los primeros digamos que son los buenos, los que nos hacen disfrutar del camino, del entrenamiento hasta llegar a conseguirlo. Y una vez que lo consigues, la alegría y la satisfacción es inmensa. Y ¿sabéis por que? Porque eres tu mismo ante tu miedo, ante tu distancia, con tus medios….

Ahora bien, los objetivos de resultado, ya dependen de muchos factores, sobre todo de factores externos que no controlamos. Llegar el primero en una carrera depende de factores: que no pinches, que no tengas ningún desvanecimiento, que todo salga bien y sobre todo de que los demás no sean mas rápidos que tu.

Tener controlado los factores internos y externos es la clave. Contra mas factores externos no controlemos, mas difícil puede ser nuestra meta. A veces puede que hasta inalcanzable. Y con ello llega la impotencia, la depresión y la insatisfacción con uno mismo.

El fracaso tendría que valer para aprender y no para mentir a los demás y a uno mismo. Al final ese sentimiento se traslada al exterior y te cierras en un circulo de fracaso, odio y enfado a los demás, que en definitiva es el reflejo de que no estas contento contigo mismo.

Aprobar una oposición, ganar carreras, … al final los retos de resultados pueden llevarnos a nuestra peor faceta.

Yo creo que la envidia y la mala leche que lleva mucha gente es por eso, por la insatisfacción de tener una meta que es inalcanzable.

Así que elige bien tus metas y disfruta de tu tiempo.

Este fin de semana tengo dos retos importantes:

  • QH (200 km bici)
  • Ito. Aragón LD (triatlon) (1800 nadar, 75 bici, 15 correr)

y tengo claro que quiero disfrutas del fin de semana, la QH ayudando a Carmen a realizar un buen tiempo en la QH, y el domingo a disfrutar de la prueba y añadir experiencia.

11538957_10152960542741769_8390029270031602535_o

saber tu zona de trabajo es fundamental para tener un buen rendimiento